Director: Roberto Pildayn
robertopildayn@ultimahoradelsur.com

El Gobierno revisará más de 1.500 nombramientos que hizo Alejandra Gils Carbó
08.11.2017

La iniciativa oficial cuenta, a priori, con el aval de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación que lidera Julio Piumato, un férreo crítico de Gils Carbó. Cerca suyo dicen que avalarán los despidos de "los paracaidistas que hayan entrado por el techo, sin antecedentes ni capacidad" y coinciden en que "son más de mil los cargos políticos".


La cifra surge de un informe, al que tuvo acceso Clarín, que el jefe de Gabinete Marcos Peña le encomendó a las espadas judiciales del Gobierno antes de consensuar el proyecto de ley en el Congreso. A partir del análisis de los datos presentados en las distintas leyes de Presupuesto y de otros documentos oficiales ajenos a la Procuración, en el Gobierno detectaron que en los últimos cinco años, bajo la gestión de Gils Carbó, el organismo incrementó su dotación de personal "sin justificación y con un amplio objetivo político".

Lo impulsaría una vez que se vote la nueva Ley del Ministerio Público Fiscal. El proyecto habilita a dar de baja las designaciones irregulares. Se estima que fueron más de mil durante la gestión de la procuradora K.

Así, señalan que en el período 2012-2016, el total de empleados del MPF pasó de 4.134 a 5.635, lo que implica un aumento del 36% en la dotación de personal.

En efecto, los cargos jerárquicos, que van desde Secretario de la Procuración General a subsecretario administrativo, crecieron más: casi un 50%, de 1.312 a 1921.

Entre esos 600 funcionarios jerárquicos designados por la procuradora, hay unos 30 nuevos secretarios de la PGN cuyos sueldos brutos están equiparados a los de un secretario de la Corte Suprema: unos $119,454.55 más un plus de un 20% por título. Un dato: hasta la llegada de Gils Carbó había en ese cargo apenas 10 funcionarios, hoy son 40.

De esta manera, los 600 funcionarios jerárquicos y otros 400 empleados que ingresaron a partir de su militancia partidaria no serían ratificados.

La iniciativa oficial cuenta, a priori, con el aval de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación que lidera Julio Piumato, un férreo crítico de Gils Carbó. Cerca suyo dicen que avalarán los despidos de "los paracaidistas que hayan entrado por el techo, sin antecedentes ni capacidad" y coinciden en que "son más de mil los cargos políticos".

Sin embargo, advierten que van "a fiscalizar para que no haya arbitrariedades" e insisten en la conformación de "una mesa de control gremial para trabajar sobre la ratificación de todos aquellos funcionarios que fueron contratados por su vasta experiencia y capacitación técnica".





 
ultimahoradelsur.com © 2005 - 2012 Todos los derechos reservados -
Contacto: info@ultimahoradelsur.com.ar - Comercialización: publicidad@ultimahoradelsur.com.ar